Carretera de Las Marinas, Km.4 - 965 780 458 - info@hotellosangelesdenia.com
  • es
  • en
  • de
Por favor, complete el campos requeridos.
Habitación 1:
Habitación 2:
Habitación 3:
Habitación 4:

La experiencia como aprendizaje

La experiencia como aprendizaje
gastronomia denia

Alumnos del Pou de la Muntanya en la cocina, con Federico Guajardo y Araceli Ortega

La educación mediante la experiencia

El Colegio Pou de la Muntanya sigue adelante con la educación gastronómica de los jóvenes dentro del proyecto Dénia & Marina Alta Tasting Life. Este centro, que ya ha participado en intercambios con otras Ciudades Creativas de la Gastronomía de la UNESCO, trajo a los alumnos de primero y segundo de primaria al Hotel Los Ángeles a vivir una nueva experiencia: aprender cómo se gestiona un hotel de la mano de los propios responsables de cada sección, con especial hincapié en la cocina.

Se trataba de que tomaran conciencia de cada pieza del engranaje que es necesaria para que toda la maquinaria funcione a la perfección. De ahí las explicaciones de los recepcionistas, gobernanta, cocineros, camareros, directora, etc., en un recorrido en el que el chef del Hotel Los Ángeles, Federico Guajardo, les acompañó en todo momento. Ojos muy abiertos e infinidad de preguntas que se sucedían a medida que avanzaban desde el registro hasta la terraza, pasando por las habitaciones y la cocina. Araceli Ortega, desde su experiencia tras 28 años a cargo de los desayunos del hotel, les dio las explicaciones pertinentes rodeados por croissants y zumo de naranja recién exprimido. De allí se dirigieron al bufé para observar su organización y finalmente a la pérgola junto al mar, donde degustaron un sorbete preparado con mandarina y naranja sanguinelli.

La culminación de una mañana de aprendizaje

Además de refrescarse y disfrutar, los jóvenes alumnos aprendieron la importancia de consumir alimentos de proximidad. “Esta naranja es de una variedad autóctona que por desgracia está desapareciendo. Nosotros tenemos la suerte de comerla hoy porque los propietarios del hotel tienen campos de naranja sanguina o de sangre (por su carne de color rojo oscuro)” les explicaba Federico Guajardo, al tiempo que les daba una clase práctica sobre cómo preparar este delicioso postre. Consumir productos de temporada (la de la naranja sanguinelli acaba en mayo), llevar una alimentación variada y sacarle partido a la dieta mediterránea fueron algunas de las enseñanzas del chef. Consejos que apuntan en la misma dirección que la propuesta educativa que se trabaja en el colegio, integrada en Denia & Marina Alta Tasting Life.

Fueron dos mañanas intensas y muy gratificantes para todo el equipo del Hotel Los Ángeles. Una gran oportunidad para aprender, valorar la vocación de los maestros y reír con la espontaneidad de los pequeños del Pou de la Muntanya. Pasadas unas horas, y repasando la experiencia, no podemos sino alegrarnos de la suerte de esta generación que ya no sufre el martirio de “la letra con sangre entra”, ni el reduccionismo de tests que midan la inteligencia (¿Cuál de todas?) o la clasificación en alumnos buenos para ciencias o para letras.

Al aire libre, y con un sorbete casero entre las manos, la lección sabe mejor.

¡¡Déjanos un comentario!!

Your email address will not be published. Required fields are marked *